Escapada a Marruecos

Escapada a Marruecos

Escrito por Xavy

 

Hace unos meses, un poco agobiado y estresado por la rutina y el trabajo,  dos infiernos a los que todos estamos sometidos y sufrimos, decidí hacer un mini viaje de desconexión y relax, por lo que a una especial amiga que tenía en ese momento, la llamaré “S” (por discreción), se lo propuse sin tener un destino claro. Para mi grata sorpresa aceptó y comenzamos a mirar sitios x la app “skyscanner”, y ella fue que por el precio de los vuelos propuso la costa de Marruecos, y yo miré que opciones de hoteles había y descubrí el hotel ideal para dicho propósito, así que ya teníamos nuestra escapada a Marruecos organizada y pagada.

Cierto es que no habíamos compartido más de un día juntos, y apenas un par de cenas, pero me dejé llevar por mi feeling y la ilusión que compartíamos en un viaje sin compromiso, a disfrutar de la playa, piscina y relajarnos en un lujoso hotel. Su sentido del humor y su conversación tan interesante me ratificaban en la decisión de tenerla como la acompañante perfecta para ese viaje, en el cuál no faltaría el complemento más importante, sexo y más sexo junto con todos sus prolegómenos, ya que hasta ahora nuestros encuentros hasta la fecha habían sido muy explosivos y salvajes sexualmente hablando.

Llega el día, preparativos, ilusión, necesidad de escapar de la vorágine, y nos plantamos en el aeropuerto de Barcelona con dirección a vivir nuestra escapada a Marruecos, más precisamente a la costa. Ya en el avión, antes de dormir un poco unas repentinas y viscerales ganas de besarnos nos invadieron, sin reprimirnos notábamos alguna mirada que se clavaba en nosotros, sin saber si era por gusto o envidia decidimos no montar el espectáculo dentro del avión, jajaja.

Llegamos al hotel, y creedme que al verlo todas nuestras expectativas se vieron superadas, el hotel era increíble, luminoso, tranquilo, a pie de playa sin puertas ni barreras, apenas 20 metros de césped separaban la soberbia piscina de esa fantástica playa. A la espera de la habitación porque eran tan solo las 7 am, nos fuimos a dar un paseo en bici y a desayunar.

Relax, playa y piscina

Luego de ya enseñarnos la espectacular habitación a pie de piscina, y comentarnos que el hotel esos días estaba al 10% de ocupación, ideal para nuestra tranquilidad y descanso, decidimos ponernos bañadores y acercarnos a la piscina pero es aquí donde ya empecé a notar que sería un fin de semana muy prometedor. “S” decidió hacer un desfile en exclusiva para mí probándose sus diferentes bañadores para que eligiese yo con cuál hacer la inauguración de la piscina. UUFFF, cada uno que se probaba le quedaba aún mejor, su cuerpo tan sexy y moldeado por el deporte desnudo entre cambio y cambio de bikini ya habían despertado toda mi virilidad. Pues así de excitados nos quedamos para irnos a la piscina para estar susceptibles a cualquier juego.

Pasamos toda la mañana tomando sol en una cama balinesa delante la piscina, baños varios, mimos, besos, alg

una mano traviesa que elevaba nuestra libido hasta que decidimos ir a comer y explorar algún sabor diferente por las especias marroquíes. Luego pasamos a las tumbonas del hotel en la playa, y allí estábamos solos completamente. Dormimos un rato, nos bañamos en las aguas con sus infinitos tonos azules, y ya cayendo la tarde volvimos a “nuestro sitio” delante de la piscina a pedir algo de beber y dar por finalizada la tarde.

“S” comenzaba a acariciarme la pierna con su pie de una forma más sexy y sin esas esas que llevaban formando parte de nuestro día, yo con mi cerveza y ella con su té de jazmín, contemplábamos el entorno y nuestras miradas ya tenían una complicidad más lasciva. En nuestra relajada conversación decidimos que no iríamos a cenar, le dije que nos daríamos una bañera de espuma relajante, y pediría una buena botella de vino tinto al room service con algún tentempié y no saldríamos de la habitación. Para esto es que decidimos nuestra escapada a Marruecos.

Bañera, vino y sexo

Ya en la habitación, “S” se desnuda y yo mientras preparo la bañera con los magníficos productos de LUSH que había traído de sorpresa para la ocasión, y esta era una bomba de baño de sales relajantes de vainilla y canela. Dentro la bañera, “S” acariciaba su cuerpo mirándome, mientras yo elegía la lista de Spotify adecuada y servía las copas de vino que acababa de dejar el servicio de habitaciones, teniendo en cuenta que los ambientes eran abiertos y ella no hizo gesto alguno por cubrir su cuerpo desnudo delante de la correcta y disimulada mirada del muchacho del hotel.

El morbo y nuestro lado exhibicionista estaban presentes. Le entrego el vino a ella, yo sigo fuera de la bañera para hacerle algunas fotos, le acaricio hombros y espalda mientras con sus ojos cerrados suspiraba de placer a la vez que acababa su primer copa de vino. No tardó en dejar la copa y girarse para poner mi miembro dentro de su boca, yo ya excitado por su irresistible piel noto la presión de sus labios en mi glande, y su lengua relamía de abajo hacia arriba toda mi polla. Joder!!, un hilo de baba suspende entre su boca y mi pene hasta que vuelve a engullirla por completo, y eso a mí me pone cardíaco.

Decido meterme dentro de la bañera, morrearnos como si nos deseásemos desde hace días sin poder tocarnos, cojo bien fuerte sus firmes pechos y los apreto, su cara se transforma junto a su mirada, coge mi polla debajo del agua para masturbarme, alternamos el juego de masturbación, y así un buen rato hasta que nuestra excitación se vuelve incontrolable y salimos ambos de la bañera, sin despegar nuestros labios y lenguas del otro, tan sólo para dar un par de sorbos de mi copa de vino, y arrastrarnos de la mano hasta la cama, tumbándonos y abriendo sus piernas para sumergirme en su sexo. Qué manjar, su coño

es mi mayor deseo ahora mismo,  me dedico a comerlo hasta que bruscamente me quita y se abalanza sobre mí para coger mi polla y clavársela poniéndose encima mío, y me cabalga duro, nuestro lenguaje es guarro, y un grito connota su orgasmo. Nuestros cuerpos reemplazaron el agua de la bañera por el sudor.

Aparto a “S” y la pongo en cuatro patas, para follármela fuerte, las embestidas son bestias y noto en sus movimientos que son profundas, arqueo su espalda y la cojo del pelo, alterno apretando su cuello por detrás y sus gemidos son incontrolables, y yo ya estoy en el punto que deseo correrme pero me aguanto para cambiarla de posición y ponerla de lado y seguir penetrándola cogiéndole de las tetas y mordiendo su espalda. Seguimos un rato y cambiamos al famoso misionero, subo sus piernas y echándolas hacia atrás penetro bien fuerte su sexo, apretándolo contra mí en cada embestida a lo bruto

y siento como ese cosquilleo y espasmos recorren mi cuerpo para acabar en una explosiva y placentera corrida. Me rindo a su lado en la cama 5 min, suspiros y risas de ambos, una copa de vino más comentando lo acontecido y a dormir.

Caluroso despertar …

Es por la mañana y la luz que entra por los ventanales que dan a la piscina nos despiertan, pedimos el desayuno para la habitación, y nos acercamos a ese ventanal enorme a contemplar las vistas de la piscina sin gente y calma absoluta, y a un lado el mar.Ventana y cortinas abiertas, yo detrás de “S”, ambos desnudos muerdo suavemente su cuello repitiéndole: “buenos días bonita”… y noto su respiración cortada, y eso me excitó y volví a su cuello pero para morderlo, y en unos segu

ndo estábamos los dos excitados besándonos y tocándonos exponiéndonos a la vista de los operarios y servicio del hotel q
ue transitaban por allí. Sin reprimirnos ni avergonzarnos, todo lo contrario, aún aumentaba más nuestra excitación.  La giré y sin preámbulos la penetré desde atrás y follando de pie  con vistas a la piscina y al personal. Nos vamos a la cama para ella desayunarse mi polla y luego acabar follándomela en cuatro, esperando que en cualquier momento nos tocasen

la puerta con el desayuno conseguimos llegar al primer orgasmo de ese segundo día de nuestra escapada a Marruecos.

Y así, transcurrieron las primeras 24 hs de los cuatro días de nuestra escapada a Marruecos.

Gracias “S”, por unos inmejorables días de relax, risas, y sexo.

Fiesta Mad Bunny

Escrito por Elegance Swinger

 

Para el mes de Diciembre, Sam y yo buscábamos algún tipo de fiesta privada, algo con misterio y exótico, contactamos con una amiga y nos habló de la Fiesta MadBunny como una de las más glamurosas de Barcelona, entramos en su web, nos impactó y sedujo la narrativa y el secretísmo de su presentación. Les escribimos para poder formar parte de su “hermandad” explicando quiénes somos, y al cabo de unos días recibimos la aceptación del “Conejo” y los códigos de acceso al “Jardín Privado”. Estuvimos a punto de asistir a sus fiestas en varias oportunidades, pero siempre acababa surgiendo algún impedimento.

Este més de Julio, precisamente el sábado pasado, pudimos concretar esa expectativa que teníamos Sam y yo, y así fue que pudimos reservar plaza en nuestra primera Fiesta de MadBunny, “El Jardín de los Sueños Cumplidos”….. ahora comenzaba la tarea de elegir vestuario para cumplir con el llamativo DRESS CODE (forma de vestir). Sam, enseguida lo tuvo claro decantándose por un estilo Burlesque (le encanta todo lo relacionado con ello), y el día que fuimos a Tapersex a comprar unos juguetes, Eva le ayudó a elegir una falda increíble para dicha fiesta. Yo en cambio, me encontraba perdido, sin ideas, hasta que pensé, en un look elegante y a la vez atrevido, optando por alguna transparencia, un maquillaje de ojos y una soberbia máscara con un ojo cubriendolo un rubi incrustado, hecha por Sam.

Unos días antes del evento, una señorita nos acerca las entradas personalmente, y el día antes de la Fiesta de Madbunny recibimos los detalles de ubicación vía mail para acudir a la “madriguera” y adentrarnos en ese mundo de libertad para despojarnos de nuestras rutinas humanas.

Fiesta Mad Bunny

Es sábado por la noche, Sam y yo nos vestimos en casa, emocionados, ansiosos y con el morbo a tope salimos a la calle con nuestros extravagantes atuendos, rápido dentro del coche entre risas y partimos hacia la secreta localización. Una vez allí, nos recibe en la entrada una “Humana”, con un antifaz increíble y su corset que permitía ver sus tatuajes. Nos presentamos, y nos hace pasar a la “madriguera”. Ya desde un principio vimos varios asistentes y ayudantes de la organización, con sus impetuosos vestidos, misteriosas máscaras que incitaban morbo, nos sentíamos dentro de la famosa película “Eyes Wide Shut“.

Conversamos con una bella Dama enfundada en un increíble vestido blanco de sirena el cual estaba lleno de cristales de Swarovski intercalando abalorios plateados y acabando sobre una fantástica cola de plumas blancas , por el cuál Sam suspiró y enloqueció… nuestra nueva amiga  descubrió que era nuestra primer Fiesta de Madbunny. y accedio a ser nuestra mentora. Luego de la copa de Bienvenida, nos nos dirigimos a presentar nuestros respetos y agradecer al Sr. MadBunny la aceptación a este mundo irreal, el cual nos recibe y agradece la asistencia invitándonos a disfrutar de todos los placeres de su madriguera. Nos presenta a más de sus ayudantes, los cuáles están pendientes toda la noche de cualquier deseo ó necesidad de los invitados. La gente va llegando, y cuál más imaginario, atrevido ó transgresor atuendo, que en muchos casos, gracias a ser una noche de verano, enseñan ó intuyen unos cuerpos que comienzan a llamar nuestra atención, tanto de hombres como de mujeres.

Por las instalaciones se pasea un ángel con sexo de mujer, entonando bellas notas líricas, creando un ambiente mágico. Con Sam, vamos a pedir nuestro primer “elixir” a la barra, y allí hablo con una chica envuelta en un ajustado y semi transparente vestido negro, con su máscara, y sólo al decirle que es nuestra primera vez, me dá la bienvenida besándome lascivamente en mi boca, se aparta y me dice un simple “hasta Luego”… Sam, detrás mío me mira con cara de vicio, empezaba a girarse mi mente preveyendo que sería una noche entretenida. Viene una pareja de chicos, y también nos dan la bienvenida. Recorremos las diferentes zonas de la madriguera, decoración alocada, dispar, nos encanta, y un hada junto a un bello ángel, nos miran mientras se besan y meten mano, buscan nuestra complicidad, y desean que les miremos. Miradas morbosas presenciando sus juegos, y luego vamos en busca de más aventura y pasamos por la barra. La seductora chica de negro estaba allí, y nos presenta a su amiga, enfundada en una bata completamente transparente y ropa interior muy fina, ella besa en la boca a Sam y me mira fijamente a mí, mientras la otra chica vuelve a absorber mis labios y mi lengua delante de Sam…. UUfff, esto se pone caliente, pero las dos chicas se marchan a otro ambiente.

Mientras nos tomábamos otra copa observando todo a nuestro alrededor, Sam me pide de ir sola a dar una vuelta, y yo allí me quedo disfrutando de las vistas, sintiéndome de la libertad que gozamos con mi mujer de participar en una fiesta de este estilo, a la que veo una mujer rubia, pelo corto con un vestido blanco muy ajustado y brillantes de Swarosvki en sus costuras, un antifaz de leopardo muy sensual que contrastaba con sus labios bien rojos, y unos taconazos de vértigo. Me clavaba la mirada, me acerco y le pregunto si está sola, me dice que Sí, que ha venido a adentrase en un mundo de vicio y placer, era también su primera vez, su mirada se centraba en mis labios y en mi pecho tatuado, me acaricia el pecho, y me roza con sus piernas. Llega Sam y sorprendida se acerca, me mira con picardía y las presento, dos besos de rigor y conversamos un poco, abrazo a Sam y pongo mi otra mano en la pierna de la chica solitaria, ella pone la suya encima y me acaricia, acaricio el torso de Sam y la beso delante de nuestra recién conocida, al apartarme miro fijo a Sam y me giro para besar a la otra chica, quién responde con un húmedo morreo, muerde mi lengua y acto seguido se separa para probar los labios de Sam…. Jooder, que rápido se han entendido las chicas…. continuamos conversando, mas besos entre las tres partes, y decido acariciar por el interior de los muslos a la rubia, ella se abre de piernas hasta llegar a su ropa interior, suave y de encaje, la aparto hundiendo mis dedos en su coño, estaba empapada, se estremece al sentirse penetrada y saco los dedos para acercarlos a la boca de Sam y que los lamiera. Mmmmmm, cuánto vicio, vuelvo a introducir mis dedos en ese apretado y mojado coño y ahora soy yo quién degusto esos líquidos para los dioses. La chica decide destapar un pecho de Sam, y lame su pezón, su piercing y se besan, mientras yo ya tengo tres dedos dentro del coño de la misteriosa chica de blanco, no aguanto más y justo allí delante de la barra y ella aún sentada en su tamburete alto, me agacho y comienzo a lamerle el coño, eso pone loca a Sam, y en pocos minutos me incorpora para sentir en mi boca besándome el sabor del coño de la otra. Nos miramos y me dicen ellas que se van a una cama colgante, que yo pida otro elixir mientras me esperan. Entusiasmado en la barra, me encuentro al lado del Hada que antes mirábamos como se mareaba con su pareja, y me comenta que ha visto como nos liábamos los tres, y que deseaba luego cruzarse con nosotros, le digo que la noche es larga y me encaja un morreo/lamida en mi boca. Creédme que no sabia si pedir el cubata con hielo, ó sólo coger el cubo de hielo y echármelo x encima…. Ya con el cocktail en la mano, me acerco al columpio/cama, amplio ya que cabemos cómodamente los tres, pero ellas están a morreo limpio, las piernas de Sam abrazan a la rubia por su cintura, las interrumpo y beso a Sam y luego a la otra chica. Me quitan la camiseta, y descubren sus tetas, cuatro tetas preciosas, redondas y grandes, paso mi lengua por las cuatro y veo sus caras que reflejan vicio y deseo. Acuesto a la chica, Sam la morrea y yo le quito las bragas, le subo el vestido para hundir mi lengua en su coño, muerdo su clítoris y escupo en él, sigo sumergido en su agujero, lamiendo, succionando y mordiendo suavemente sus labios vaginales. Me beso con Sam, y ella toma el relevo, y la chica decide sacar mi polla y engullirla de forma bruta y guarra. Ella gime de placer, dice que Sam come el coño de una forma increíble, para volver a tragarse mi polla, yo decido meter mis dedos en ese coño sediento de sexo, y no tarda en realizar el primer squirt, lo moja todo, Sam enloquece ya que es su gran deseo y vuelve a comerle su coño y a masturbarla. Yo ver a Sam en cuatro con su cabeza perdida entre las piernas de la chica, y a su vez ella tragándose mi rabo, escupiendo en él, para volver a engullirlo hasta tocar sus labios en mi pubis con arcadas incluidas, y se separa para chillar y revolcarse como una perra, Sam estaba provocándole otro squirt, Uuuffff…. esta mujer es un volcán, pero en lugar de lava no para de echar flujo!! La chica mira a Sam, y le pide que desea que yo me la folle, Sam me mira y me dice “fóllatela, hazla chillar, hazlo fuerte”…. me coloco el condón de rigor, y Sam pone su coño encima la boca de ella, yo comienzo a refregar mi capullo por su clítoris hasta que se hunde solo en su cavidad, se la clavo hasta el fondo, se queja de que la siente muy adentro, su dolor es a la vez placer, y sigo embistiéndola como me pide. A todo esto tenemos tres espectadores, y un Amo junto a su Sumisa atada con un collar y cadena admirándonos. Una escena que hubiese firmado Dalí en cualquier de sus cuadros, es más, me pareció ver a Dali en la fiesta también. Sigo follándome a esta perrita necesitada de sexo y vicio, hasta que Sam de dice “ponla en cuatro y clávasela más profundo”, me salgo en seco, ella gime de gusto y en un momento Sam le chupa el coño y me dice que lo tiene muy abierto, la chica se coloca en cuatro y vuelvo de golpe a penetrarla, la cojo del pelo, la beso y me la folló en sentadillas para que entre con fuerza, Sam tumbada a su lado metiéndose tres dedos dentro, mientras un espectador acaricia sus pechos. Estamos los tres muy salidos, Sam se corre con su paja, la otra chica se corre con mi polla por detrás, a la que cae boca abajo en la cama, me comen la polla entre las dos, me quito el condón, escupen en mi miembro, se chupan entre ellas, sus lenguas abrazan, chupan y juegan en mi pene, me miran y siguen lamiendo y morreándose entre ellas, y Sam me pide que me la folle, desea que sea a lo bruto como nos gusta a nosotros en momentos de tanto vicio, la pongo en cuatro, se la clavo y ella se amorra al coño de la chica de nuevo, le doy dos palmaditas en el culo, y sigo penetrándola fuerte, los golpes de mi pubis en su culo se oyen de forma inequívoca, hasta que chilla, tiembla para volver a correrse y a la chica también coge fuerte a Sam del pelo sintiendo una vez más otro orgasmo. Mi sudor cae a chorros, esto es una batalla de sexo, y ambas me piden mi leche, les doy a elegir donde la quieren y me piden que sea en sus bocas y en sus caras, me pongo de pie entonces y ellas dos de rodillas acercan sus bocas a mi polla, chupando a la vez que me masturbo y sacando sus lenguas para no perderse ni gota, así mis piernas tiemblan, y comienzo a correrme en la cara y boca de la rubia, y acerco mi polla a la cara de Sam, quién pone su lengua y succiona mis últimas gotas de semen, sigue chupando y ambas se besan, dejando ver como cae parte de mi leche en sus pechos, yo exhausto me acuesto y ellas siguen lamiendo ahora de forma cariñosa y suave mi pene y limpiando todo el semen restante, vuelven a besarse y se incorporan entre risas. Me río yo también, me exclamo de lo jodidamente bien que hemos follado, y le escueto público que rodeaba la cama comienza a disuadirse. Nos vestimos los tres, yo voy a la barra y estas dos Diosas del eso vuelven a la pista de Baile.

Luego de un rato, aún en la Fiesta de MadBunny, Sam y yo solos disfrutábamos de la música increíble que pinchaba el DJ, y con algo menos gente en la pista y hablando con varias personas, cruzando miradas pícaras con alguna pareja, rozándonos en un baile sensual con otras pareja extranjera, de pronto aparece la chica de negro de la barra junto a su amiga, y mientras se besan sensual y delicadamente delante nuestro una de ellas me coge la mano mientras las pasaba por el cuello de su amante para acariciarme y mirarme a los ojos. Sam lo ve y me permite que mi imaginación y morbo vuele, Sam es única, permite que me libere, y que mi lado más oscuro y morboso surja sin reprimirse, y ella disfruta observándome. De pronto, la chica suelta mi mano, se acerca, me besa profundamente y me dice ” La próxima fiesta esperamos verte a tí y a tu mujer” y se marchan rumbo a un rincón del vicio de la madriguera.

Más bailes con Sam, acompañados de momentos sorprendentes, como cuando un par de Osos nos ofrecieron un poco de enjuague bucal tipo Listerine, para refrescar nuestra boca, lo cual nos hizo reir mucho, y ya a las 6.30 AM despedidas de rigor y camino a casa. Sólo hemos encontrado a faltar algo más de volumen de gente, pero entendemos que son fechas complicadas por vacaciones y demás.

Traspasamos esa puerta que separa el mundo MadBunny  lleno de elegancia, extravagancia, surrealismo, morbo y locura de nuestra realidad humana donde nos aprisionamos con insulsas frases de hastió y atuendos convencionales para regocijarnos en nuestras cuantiosas ganas de quejarnos por todo. Así nos describe el Sr. Conejo, y así en su honor agradecemos haber vivido nuestra primer Fiesta MadBunny “El Jardín de los Sueños Cumplidos”, a la espera de visitar su madriguera cuántas veces nos invite.

GRACIAS SR. CONEJO Y SU ELENCO. SIEMPRE VUESTROS, ELEGANCE SWINGER.

_______________

Queridos lectores, como sabeis Mad Bunny una fiesta completamente privada, y muy secreta, por ese motivo hay muchos detalles y elementos que hemos omitido, ya que perdería su encanto…. disculparnos e ir a conocerlo… estar atentos a la proxima fecha, no os va a dejar indiferente.

Sexo en el gym

Bodystocking

Escrito por Elegance Swinger

Estaba mirando Twitter, contestando algún mensaje, y alegrándome la vista en uno de esos momentos aburridos que todos tenemos en la oficina, y veo un tweet de @CRIS_taconassos donde pública que ha recibido nuevos bodystocking y de entre los diferentes modelos el “Evita” me llama especialmente la atención, por lo que me pongo en contacto con ella por privado para comprarlo y recogerlo. Estoy tan excitado que decido ir con Sam, teníamos la intención de poder recogerlo con algo de tiempo para hacer un café con @CRIS_taconassos y que Sam se lo probase en el lavabo delante de ella, y a ser posible estar yo presente y así poder oír sus comentarios…puro morbo. Por imprevistos de trabajo, fuimos Sam y yo a recogerlo pero la entrega fue más normal, pudiendo conversar solo 5 minutos los tres.

De camino a casa con el Bodystocking yo ya deseaba que Sam se lo probara, pero debía esperar teníamos obligaciones que atender, pero mi cabeza se retorcía de deseo. Una vez acostadas las niñas, Sam se dirige a la habitación y no permite que entre, al cabo de 15 minutos la puerta se abre y me llama ….. Uuufffff cuando la veo enfundada en ese guante para su cuerpo, sus pechos destacan de una forma increíble, se ha pintado sus labios de “rojo putón”, y puesto unos tacones negros de vértigo. Madre mía, qué buena estaba, y ya sabéis lo que dicen: “Cuando el indio se pinta…. es que va a la guerra”, y aquí, estaba claro, que la guerra estaba servida.

Follando en bodystocking

Me abalancé sobre ella cayendo los dos en la cama cogiéndole las tetas, y besándola con ganas, metiendo mi lengua hasta su gargantilla, notando la invasión de su saliva, sus manos me libraban de mi pijama, me separé tan solo un segundo para quitarme la camiseta y Sam se dirigió directamente a mi polla para engullirla, parecía que se hubiese quedado con hambre, su lengua recorría todo el tronco de mi rabo en círculos, mirándome, salivando…. se entretenía con mi piercing y volvía a metérsela en la boca. El ruido de sexo, la vista que tenía yo de la cara de vicio de Sam y el placer que sentía, me volvían loco, desconectaban mi cerebro para ponerme muy perro, y ella no paraba de comerme y chuparme, se apartaba , me escupía en el capullo y volvía a tragársela toda, JODER!!! La cojo del brazo, nos morreamos de forma lasciva, nuestra lenguas se buscan, y le chupo las tetas, se las aprieto, y bajo a su coño, le pego un barrido con mi lengua para prepararlo a lo que vendrá, y me centro en su clítoris donde de forma suave juego en círculos cambiando mi lengua por mi dedo, Sam está muy mojada, su respiración ha cambiado, el sabor de su sexo se apodera de mis sentidos y mi lengua penetra en su vagina, abro su coño con mis dedos e introduzco dos de ellos dentro, aunque ella me pide que le meta tres, y mi lengua continúa de forma esporádica en su clítoris, soplo suavemente en él y doy algún que otro pequeño mordisco, Sam se tapa la cara con la almohada para no chillar, se retuerce de placer, me insulta, me desea.

Estamos muy cachondos, la pongo de lado y paso la lengua por su culo y me entretengo un momento, y con ayuda de mi saliva introduzco un dedo y su cuerpo se curva, le como su coño mientras me insulta y me exige que me la folle ó me folla ella, jajajaja no está dispuesta a negociar, necesita ser penetrada, por lo que hay que obedecer a nuestras mujeres, me incorporo y hundo mi pene en su sexo, su coño está hirviendo y es un mar de flujo, i polla parece que quiera explotar y está muy dura, las embestidas son fuertes, el vocabulario vulgar, el olor a sexo se adueñó de la habitación, Sam se sale, me empuja para ponerse encima mió, se pone en cuclillas y me cabalga, DIOS MÍO!!!… me está destrozando, me encanta, sus tetas gigantes se mueven a la par nuestro, su cara me excita le aprieto los pechos, la cojo del pelo para acercarla y con un poc de fuerza y en seco, le rompo el Bodystocking por el escote, a tomar por culo con la compra, Sam se excita aún más, la tumbo, y sigo arrancando lo que queda del Bodystocking, sus tetas fuera, su piel necesitaba tocarla, la pongo en cuatro patas y la penetro fuerte, hasta que recuerdo que tenemos el plug anal con la cola de Zorro, en un segundo lo cojo, lo chupo, le lúbrico el culo con mi saliva y se lo introduzco, y sigo follándomela por su coño. Estamos los dos muy salidos, entregados el uno al otro y los dos al placer hasta que el ritmo de las embestidas se acelera, su columna se arquea buscando más profundidad en la penetración, la cara de Sam se entierra en la almohada y la oigo chillar, sus puños retuercen las sábanas, y yo que no paro de empujar viendo como mi polla desaparece en su coño y por encima la cola de zorro de mueve de un lado al otro, siento su orgasmo, su temblor y aún apresó más hacia ella y también correrme dentro suyo como tanto le gusta, uuuuffff…. Nos desvanecemos en la cama, le retiro cuidadosamente el plug anal, y nos besamos. Y riéndonos vemos en el estado que ha quedado el Bodystocking de @CRIS_taconassos , por lo que pronto compraremos otro …….